English

Se considera que una persona tiene una discapacidad cuando se ve limitada a la hora de realizar una o más actividades principales de la vida, como oír, ver, pensar o memorizar, caminar o moverse, satisfacer sus necesidades personales (bañarse, alimentarse, vestirse) o vivir de forma independiente. Algunas discapacidades se presentan por primera vez en la juventud, mientras que otras son el resultado de un accidente, una lesión o simplemente una consecuencia del proceso de envejecimiento.

La American Community Survey, también conocida como el Censo, calcula que 3,4 millones de personas que viven en Texas -- o el 12,9 por ciento de la población -- padecía una discapacidad en 2014. Estos hombres, mujeres y niños califican para recibir diversos servicios estatales y federales, entre ellos rehabilitación, equipo médico, ayuda para encontrar un trabajo, atención médica y ayudantes personales.

El HHS está preparado para responder al reto que supone prestar estos servicios. El HHS ofrece una serie de servicios a las personas con discapacidad que viven en Texas con el fin de garantizar su bienestar, dignidad y capacidad de elección. También existen programas de apoyo para los familiares que cuidan de ellas.

Nuestro personal experimentado y nuestros contratistas remunerados pueden ayudar a las personas elegibles con discapacidad que viven en Texas a acceder a los servicios para que así sean capaces de:

  • Vivir de forma independiente en su propia casa o en su comunidad
  • Prepararles para el trabajo y ayudarles a encontrar empleo
  • Darles equipo médico y aparatos auxiliares
  • Determinar su elegibilidad para recibir Seguridad de Ingreso Suplementario
  • Prestar servicios de atención médica a los trabajadores con una discapacidad
  • Ofrecer a los cuidadores familiares las herramientas que necesitan para hacer su trabajo

Programas federales para las personas mayores que viven en Texas

Las personas mayores que viven en Texas pueden calificar para los programas federales y estatales que pagan beneficios y gastos médicos o dan alimentos. Si todavía no se ha inscrito en uno de estos programas, visite los sitios web que aparecen a continuación para saber si califica o para solicitar beneficios.

  • Medicaid (en inglés) ofrece cobertura médica a los adultos, niños, mujeres embarazadas y personas mayores o con discapacidad que tienen bajos ingresos. Cada estado tiene sus propias reglas sobre quién cumple los requisitos y qué cubre Medicaid. Algunas personas califican tanto para Medicare como para Medicaid. Para saber si puede recibir Medicaid en Texas, visite el sitio web Your Texas Benefits.
  • Medicare es el programa de seguro médico de nuestro país para las personas de 65 años o más. Las personas menores de 65 años o con ciertas discapacidades o insuficiencia renal crónica también pueden calificar para Medicare. El programa ayuda a pagar el costo de la atención médica, pero no cubre todos los gastos médicos ni el costo de la mayor parte de la atención a largo plazo.
  • Seguro Social paga un beneficio mensual a los estadounidenses mayores, trabajadores discapacitados y familias que han perdido a un cónyuge o a un padre o madre. Cuando usted se jubile, su pago del Seguro Social se basará en el promedio de sus ingresos durante su vida profesional. Si se determina que usted tiene una discapacidad, su beneficio se basará en los impuestos que ha pagado al Seguro Social en función de sus ingresos.
  • Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) paga beneficios mensuales a las personas con ingresos y recursos limitados que tienen una discapacidad, están ciegas o tienen 65 años o más. Para decidir si califica para recibir SSI, una parte de sus ingresos y recursos no se tendrán en cuenta. Por ejemplo, no suelen contarse ni su casa ni su auto.