English

¿Qué es una discapacidad médica o física?

Las personas que tienen una discapacidad médica o física no pueden hacer algunas cosas por sí mismas, incluso:

  • Cuidar de sí mismas (vestirse, bañarse, comer)
  • Realizar tareas manuales (limpieza, cocina)
  • Caminar
  • Ver
  • Oír
  • Hablar
  • Respirar
  • Aprender
  • Trabajar

Quién puede recibir ayuda

Cada servicio tiene sus propias normas. La mayoría de los programas requiere que usted:

  • Tenga ingresos y bienes limitados.
  • Demuestre que necesita los servicios.
  • Viva en Texas y sea ciudadano estadounidense o extranjero legal elegible.

Algunos servicios tienen límites de edad, como los que ayudan a niños. Otros son para personas de todas las edades.

¿Dónde puedo recibir servicios si tengo una discapacidad médica o física?

Si tiene una discapacidad médica o física, hay muchas opciones disponibles para usted. Puede recibir servicios en

  • Su propia casa
  • Un programa de actividades durante el día en su comunidad
  • Un entorno residencial, como una casa para convalecientes o centro de asistencia con la vida diaria

En su propia casa

Si pudieran escoger, la mayoría de las personas preferiría vivir en su propia casa o con su familia. A veces si recibe ayuda para las tareas diarias, esto se puede lograr. Algunos tipos de servicios que quizás pueda recibir son:

  • Servicios de atención personal. Ayuda con la limpieza de la casa, la preparación de comidas o las tareas de cuidado personal, como bañarse y vestirse.
  • Servicios médicos. Proporciona equipo o suministros médicos para ayudarle a ser independiente. Estos pueden incluir alcanzadores para ayudarle a agarrar cosas de estantes altos o un escúter para ayudarle a moverse. También podría recibir servicios de enfermería en su casa.
  • Servicios de transporte. Transporte a las citas médicas si no tiene carro o no puede manejar.
  • Servicios para cuidadores. Brinda un descanso y otros tipos de ayuda para los familiares que cuidan de usted.

Aprenda más

En un programa de actividades durante el día en su comunidad

Si vive solo o se queda solo cuando su familia sale a trabajar, no tiene por qué sentirse aislado. Si participa en un programa de actividades durante el día, también llamado cuidado de adultos durante el día, podrá divertirse, aprender y estar con otras personas. También podría recibir ayuda con algunas tareas, como tomar los medicamentos.

Aprenda más

En un entorno residencial

A veces no es posible vivir solo ni con la familia. En esos casos, un centro de asistencia con la vida diaria o una casa para convalecientes podría ser lo mejor para usted. Estos centros son empresas con personal profesional que prestan diferentes niveles de atención, dependiendo de lo que usted necesite.

Centro de asistencia con la vida diaria

Si escoge vivir en un centro de asistencia con la vida diaria, normalmente tendrá su propio cuarto o apartamento. Podrá tener sus propias cosas para sentirse como en casa. Normalmente comerá con otras personas. Los servicios que recibirá pueden ser, entre otros:

  • Ayuda para bañarse o vestirse.
  • Alguien que se asegure de que usted tome sus medicamentos.
  • Empleados que le visitan para asegurarse de que esté bien.
¿Cómo paga la gente por esto?

Hay dos programas de HHS que pueden pagar la asistencia con la vida diaria: el Programa de Alternativas en la Comunidad y el programa de Personas Sordociegas con Discapacidades Múltiples. No se ofrecen servicios de CBA y DBMD en todos los centros.

Las personas que no cumplen los requisitos para uno de esos programas tendrán que usar su propio dinero o posiblemente el seguro de atención a largo plazo para pagar la asistencia con la vida diaria. Lea más sobre el seguro de atención a largo plazo en LongTermCare.gov .

¿Quién monitorea la asistencia con la vida diaria?

HHS expide licencias a los centros de asistencia con la vida diaria y los inspecciona una vez al año. El departamento también investiga las quejas sobre los centros.

Muchas veces los residentes tienen acceso a un ombudsman (defensor) voluntario de atención a largo plazo que puede ayudar a resolver problemas. Pregunte al personal del centro quién es el ombudsman.

Aprenda más

Casas para convalecientes

Si su doctor le dice que necesita recibir cuidados de enfermería de tiempo completo, una casa para convalecientes podría ser lo mejor para usted. Las casas para convalecientes ofrecen el nivel de atención más alto que la gente puede recibir fuera de un hospital. Este tipo de atención a veces se llama cuidado de custodia. Además de un alto nivel de atención médica, los residentes reciben ayuda para acostarse y levantarse de la cama, alimentarse, bañarse y vestirse y con otras actividades.

El costo de una casa para convalecientes en Texas varía entre $3,000 y $4,000 al mes (Universidad de Texas). Si usted no tiene muchos ingresos ni recursos, Medicaid podría pagar el costo de una casa para convalecientes. Puede hablar con un trabajador del DADS sobre Medicaid. Antes de poder solicitar servicios del DADS, deberá vivir en una casa para convalecientes durante 30 días consecutivos.

¿Pagará Medicare los gastos de una casa para convalecientes?

Muchas personas piensan que Medicare pagará los gastos de la casa para convalecientes Pero no siempre es así. Medicare paga hasta 100 días en un centro de enfermería especializada después de una estancia en el hospital. La atención especializada incluye terapia física y de otros tipos. El objetivo es ayudarle a volver a casa tan pronto como sea posible y evitar que lo vuelvan a ingresar en el hospital.

¿Quién monitorea las casas para convalecientes?

El DADS expide licencias y certifica las casas para convalecientes, y las inspecciona una vez al año. El estado también investiga las quejas contra las casas para convalecientes.

Muchas veces los residentes tienen acceso a un ombudsman (defensor) voluntario de atención a largo plazo que puede ayudar a resolver problemas. Pregunte al personal del centro quién es el ombudsman.

Aprenda más

¿A dónde llamo para obtener estos servicios?

  • Si vive en su propia casa o con familiares, llame a la oficina local de salud y servicios humanos. Haga clic aquí para encontrar la oficina más cercana.
  • Si está a punto de ser trasladado de un hospital a una casa para convalecientes o ya vive en una, hable con el personal.