Trastornos del espectro autista

English

Los trastornos del espectro autista (ASD) se definen como un grupo de trastornos complejos del neurodesarrollo que duran toda la vida y se caracterizan por grados diversos de déficits relevantes en dos áreas:

  • Trastorno de la comunicación e interacción sociales
  • Comportamientos repetitivos o restrictivos

Algunos ejemplos de déficits en la comunicación e interacción sociales incluyen:

  • Responder o iniciar interacciones sociales
  • Establecer o conservar relaciones
  • Participar en actividades sociales apropiadas para su edad

Algunos ejemplos de comportamientos repetitivos y restrictivos incluyen:

  • Habla repetitivo
  • Insistencia de lo mismo
  • Apego inflexible a las rutinas
  • Intereses altamente restringidos y fijos que no son típicos en intensidad ni concentración

Esta definición se basa en la quinta edición del “Manual de diagnósticos y estadísticas de trastornos mentales” (DSM) publicado en mayo de 2013. Esta definición también incluye los cuatro trastornos generalizados del desarrollo que aparecen en la cuarta edición del DSM.

En marzo de 2014, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) dieron a conocer una nueva estimación en cuanto al número de niños con un trastorno del espectro autista. De acuerdo con los CDC, uno de 68 niños tiene un ASD. Esto representa un aumento del 30 por ciento comparado con el cálculo anterior de uno de 88 niños.

A pesar de que los investigadores siguen estudiando los mecanismos responsables del ASD, su causa aún se desconoce. Las investigaciones recientes han descubierto que mutaciones en los genes causan las diferencias estructurales, funcionales y neuroquímicas en el cerebro que podrían estar relacionadas con los síntomas del ASD.

Señales y síntomas de autismo

Las señales y síntomas de autismo tienden a manifestarse en niños antes de que cumplan los 3 años. El ASD no desaparece con los años, pero los estudios demuestran que el diagnóstico y la intervención tempranos en niños llevan a notables mejoras en los resultados. Algunas señales de que un niño posiblemente padezca un trastorno del espectro autista son:

  • No responder a su nombre a los 12 meses de edad
  • No señalar a objetos mostrando su interés a los 14 meses de edad
  • No jugar a simular (hacer como si alimentara a una muñeca) a los 18 meses de edad
  • Evitar mirar a alguien a los ojos y querer estar solo
  • Tener dificultad para entender los sentimientos de los demás o para hablar de sus propios sentimientos
  • Tener retraso en el habla o en las habilidades del lenguaje
  • Repetir palabras o frases una y otra vez
  • Dar respuestas inapropiadas a las preguntas
  • Molestarse por cambios pequeños
  • Tener intereses obsesivos
  • Agitar las manos o mecer o girar el cuerpo
  • Reaccionar de manera anormal a la forma en que algo suena, huele, prueba, se ve o se siente