English

Una enfermedad grave o que cambia la vida puede afectar la calidad de la existencia. Cuando se tiene una enfermedad grave, el apoyo del equipo médico, la familia y los amigos marca una gran diferencia. Es aquí donde los cuidados paliativos entran en juego.

Podría pensarse que los cuidados paliativos se dan solo a las personas con una enfermedad terminal, pero esto no es del todo cierto. Toda persona a la que se le ha diagnosticado una enfermedad crónica y grave puede beneficiarse de los cuidados paliativos para mejorar su calidad de vida. Los cuidados paliativos de apoyo empiezan desde el primer día.

Los cuidados paliativos se enfocan en ofrecer un control más holístico y específico de los síntomas, del dolor y del estrés mientras dure la enfermedad, en coordinación con el tratamiento que ya se esté prestando o, si la expectativa de vida es menor de 6 meses, junto con los cuidados para pacientes terminales.

¿Qué son los cuidados paliativos?

Los cuidados paliativos se centran en el paciente y están orientados en la familia. Los cuidados paliativos están a cargo de un equipo de doctores, enfermeros, trabajadores sociales y otros especialistas en cuidados paliativos que trabajan de manera conjunta con el doctor del paciente para ofrecer un nivel adicional de apoyo (Center to Advance Palliative Care).

Los cuidados paliativos van más allá del simple control de sus necesidades médicas: son una manera de vivir la vida y de ofrecer atención de calidad con compasión para usted y sus familiares.

Vea You are a Bridge (en inglés)

¿Existen varios tipos de cuidados paliativos?

Sí. Existen dos tipos, los cuidados paliativos de apoyo y los cuidados para pacientes terminales.