Residential Treatment Center Relinquishment Avoidance Project

English

El Residential Treatment Center Relinquishment Avoidance Project ofrece servicios en un centro de tratamiento residencial para evitar que los padres renuncien a la patria potestad de su hijo. Este proyecto está dirigido a menores de 5 a 17 años cuyos padres han sido derivados a él por el Departamento de Servicios para la Familia y de Protección.

Estos servicios incluyen terapia individual, de grupo y familiar una vez a la semana en un entorno seguro e independiente. Los centros de tratamiento residencial (RTC) ofrecen servicios educativos, ya sea en el centro independiente o en una escuela pública, así como actividades sociales y recreativas. También cuentan con opciones de actividades religiosas y culturales. Los cuidadores participan en sesiones de terapia familiar semanales en persona o por teléfono, como una ayuda para resolver sus problemas. Mientras el menor está internado en un RTC, un administrador de casos y un asesor familiar certificado de la autoridad local de salud mental trabajarán con los cuidadores para ayudar a que el menor pueda regresar a casa una vez que el tratamiento termine.

¿Qué ventajas ofrece el participar en este programa?

El proyecto de los RTC para evitar que los padres renuncien a la patria potestad de un hijo:

  • Evita que el menor tenga que ser separado legalmente de su familia para recibir el tratamiento que necesita.
  • Ayuda al menor a aprender a manejar los síntomas de una enfermedad mental.
  • Ayuda a la familia a adquirir habilidades para tener relaciones más sanas.
  • Ofrece un lugar seguro donde el menor puede aprender a expresar sus emociones de una manera positiva y convivir con los demás.

¿Quién puede recibir estos servicios?

Para recibir estos servicios, el menor debe:

  • Vivir en Texas (al igual que su familia).
  • Tener entre 5 y 17 años.
  • Haber sido derivado a estos servicios por el DFPS.

Nota: Los menores de edad que hayan sido adoptados en Texas pueden recibir otros servicios llamados servicios posteriores a la adopción. Los menores adoptados fuera del estado de Texas pueden recibir servicios de gestión de casos para la salud mental.

¿Qué debo hacer para recibir estos servicios?

Si el menor y la familia cumplen los requisitos de participación, la familia debe ponerse en contacto con su oficina regional de Servicios de Protección al Menor (en inglés) correspondiente y solicitar una derivación a este programa.

El DFPS enviará los datos de la derivación al coordinador del programa, quien iniciará los trámites para determinar si el menor cumple los requisitos de participación.

El coordinador ayudará a la familia a ponerse en contacto con la autoridad local de salud mental para programar una valoración que determine las necesidades del menor de tratamiento residencial.

Si el menor tiene necesidad de tratamiento residencial y cumple los requisitos de participación, la autoridad local de salud mental ayudará a la familia a obtener una evaluación psicológica y hacer la solicitud habitual la requerida por los RTC.

Luego, el coordinador ayudará a la familia a escoger el RTC que mejor cubra las necesidades del menor y la familia.

La internación en un RTC no ocurre de inmediato, y es posible que el menor tenga que esperar algún tiempo hasta que haya un lugar disponible. Mientras el menor esté a la espera de un lugar, los empleados del centro de salud mental en la comunidad trabajarán con el menor y la familia para que el menor pueda permanecer en casa hasta que se logre su internación en el RTC.

Llame a la Línea Nacional de Prevención del Suicidio

800-273-8255
800-273-TALK

Busque su autoridad local de salud mental o de salud conductual.

Búsqueda