Salud y Servicios Humanos de Texas lucha por eliminar las barreras sociales y de comunicación para mejorar el acceso igual de las personas sordas o con problemas de audición. Defendemos a las personas sordas o con problemas de audición de cualquier edad para que puedan disfrutar de sus libertades, participar al máximo en la sociedad y reducir su aislamiento sin importar su ubicación, su nivel socioeconómico o su grado de discapacidad.