Primeros pasos cruciales después de sufrir una lesión cerebral

English

Lidiar con una lesión cerebral puede ser aterrador y difícil. Es probable que tanto los supervivientes de una lesión cerebral como sus cuidadores tengan muchas preguntas e inquietudes después de una experiencia como esta. Los siguientes consejos y sugerencias pueden ser útiles para dar respuesta a algunas de estas preguntas.

Primeros pasos importantes:

  1. Póngase en contacto con un grupo de apoyo local. Los grupos de apoyo pueden ser un valioso recurso para obtener información sobre una gran diversidad de temas, como los centros para el tratamiento y los programas específicos que podrían estar disponibles en su zona. Localice los grupos de apoyo cerca de usted.
  2. Anote cada día en un diario los cambios mentales y físicos. Haga una lista de preguntas para el médico u otros miembros del equipo de tratamiento. Lleve un registro de los tratamientos, los medicamentos y los resultados.
  3. Establezca un sistema de apoyo de familiares y amigos. Organice a familiares y amigos para que lo visiten, apoyen al grupo familiar y ayuden con lo necesario para prepararse para el futuro.
  4. Comuníquese con el administrador de casos o con el trabajador social de su hospital. Identifique al administrador de casos o al trabajador social que trabajará con usted. Hable con el administrador del caso o con los trabajadores sociales sobre el progreso y las posibles necesidades después del alta. Obtenga ayuda para identificar los apoyos y servicios que podrían estar disponibles después del alta.
  5. Llame al 2-1-1 o marque 2-1-1 Texas para obtener información sobre recursos comunitarios y servicios médicos que no sean de emergencia. El 2-1-1 es un recurso de información gratuita que ofrece además derivaciones a centros de salud y servicios humanos y a organizaciones comunitarias (proveedores públicos, privados y de servicios humanos sin fines de lucro). Los especialistas están disponibles 24 horas al día, 7 días a la semana, con servicios en varios idiomas, así como servicios accesibles para personas con discapacidades.
  6. Presente de inmediato la solicitud para el Ingreso del Seguro Social y Medicaid. La Seguridad de Ingreso Suplementario (SSI) es un programa de la Administración del Seguro Social que proporciona pagos mensuales a aquellas personas que reúnen los requisitos, están discapacitadas y tienen ingresos y recursos limitados. Los padres de un menor discapacitado no necesitan reunir los requisitos para que el niño reciba el beneficio de la SSI. Si usted o su ser querido reúnen los requisitos para recibir SSI, generalmente podrá recibir Medicaid, que es un seguro médico vinculado al paquete de beneficios de la SSI.
  7. Presente de inmediato la solicitud para el Seguro de Discapacidad del Seguro Social y Medicare. El Seguro de Discapacidad del Seguro Social (SSDI) proporciona pagos mensuales para los trabajadores y los miembros de su familia que reúnan los requisitos, si se prevé que una enfermedad o lesión le impedirá a la persona trabajar durante un año o más. Medicare es un seguro médico vinculado al SSDI. Un beneficiario de ingreso reciente deberá esperar 24 meses para que Medicare comience a cubrir los beneficios del SSDI, más un periodo de espera de cinco meses después de ocurrida la discapacidad. La inscripción en el programa de Medicare es automática para los beneficiarios del SSDI ─ no es necesario tramitar una solicitud. No se cobra ninguna prima mensual por el seguro hospitalario a las personas que reciben beneficios del SSDI.
  8. Hable con el administrador de casos del hospital o con el trabajador social sobre los servicios que su ser querido podría tener derecho a recibir. Debe presentar la solicitud inmediatamente —algunos programas ofrecen un acceso inmediato, mientras que otros pueden tener una lista de espera. Comuníquese directamente con cada dependencia para obtener información sobre cualquier programa adicional que pueda estar disponible.
    • CHIP y Medicaid para Niños: CHIP y Medicaid para Niños cubren los servicios necesarios para conservar la buena salud de los niños. Si un niño que recibe Medicaid tiene una discapacidad o una enfermedad de larga duración, el menor podría reunir los requisitos para recibir servicios especiales.
    • Servicios de Rehabilitación Integral (CRS): Este programa ofrece asistencia a personas que reúnen los requisitos y tienen una lesión cerebral traumática, una lesión traumática de la médula espinal o ambas. Mediante este programa, los pacientes identifican las metas y los servicios para la rehabilitación, y pueden recibir asistencia para el pago de los servicios de rehabilitación como pacientes hospitalizados, ambulatorios y en la etapa posterior a la fase aguda.
    • Rehabilitación Vocacional de la Comisión de la Fuerza Laboral de Texas: Este programa proporciona diversos servicios diseñados para ayudar al paciente a prepararse para un empleo, así como para encontrar empleo y conservarlo.
    • Atención a largo plazo: Para aquellas personas con un problema médico o una discapacidad, y que necesitan ayuda, existen opciones de las que elegir. Entre estas figuran recibir servicios a domicilio, tener acceso a un programa diurno en su comunidad o a un centro residencial, como una casa de reposo o un centro de vida asistida.
    • Servicios para la Vida Independiente: Este programa ayuda a las personas con discapacidades a lograr una mayor independencia en su hogar y en la comunidad.
    • Intervención en la Primera Infancia: Este programa apoya a familias con niños desde que nacen hasta la edad de 3 años, con retrasos en el desarrollo, discapacidades o ciertos diagnósticos médicos que podrían afectar el desarrollo.
    • Niños con Necesidades Médicas Especiales: Este programa ayuda a jóvenes de hasta la edad de 20 años que tienen necesidades médicas especiales, así como a personas de cualquier edad con fibrosis quística, a mejorar su salud, bienestar y calidad de vida.
    • Compensación a las Víctimas de Delitos: Este programa ofrece ayuda a quienes han sido víctimas de delitos y a sus familias inmediatas para cubrir los gastos a consecuencia del delito. El programa cubre los gastos relacionados con el delito, como servicios de consejería, tratamiento médico, funerales y la pérdida de ingresos no pagados por terceros.
  9. Comuníquese de inmediato con la escuela de su ser querido. Si su ser querido está inscrito en una escuela, comuníquese con el director de la escuela para hacer los arreglos necesarios para que el estudiante regrese a clases o para que reciba servicios mientras no esté asistiendo a estas. Si el estudiante está inscrito en una universidad o escuela técnica, comuníquese con la oficina de discapacidad de la escuela.
  10. Explore la posibilidad de una tutela. Si su ser querido está próximo a cumplir 16 años o es mayor de esa edad, y es probable que tenga problemas para dar su consentimiento para recibir tratamiento, considere consultar con un abogado sobre los diversos tipos de tutela que le podrían ayudar a recibir el tratamiento necesario sin demora.
  11. Si usted es un veterano, visite la página web del Centro para Lesiones Cerebrales del Ministerio de Defensa y la Administración de Veteranos o comuníquese con el centro local de Asuntos para veteranos para recibir información y las derivaciones necesarias.

Para más información, comuníquese con la Oficina para Lesiones Cerebrales Adquiridas al 512-706-7191, o solicítela por correo electrónico.