En la cultura americana, el empleo es un valor y una ambición fundamentales, y las personas con discapacidad quieren ser parte de sus comunidades como todos los demás. Salud y Servicios Humanos de Texas se compromete a asegurar que las personas con discapacidad tengan acceso a servicios de empleo gratificante en la comunidad, especialmente el empleo competitivo integrado.