Las personas con autismo, conocido también como trastorno del espectro autista, pueden tener dificultad para interactuar con los demás, comunicarse o con conductas repetitivas. El autismo es la discapacidad grave del desarrollo de más rápido crecimiento y, según las estimaciones, afecta a 1 de cada 68 niños en EE. UU. Con este número en continuo crecimiento, todavía existe una necesidad de servicios por satisfacer.

Salud y Servicios Humanos de Texas presta servicios a las familias con niños que tienen autismo. 

El Centro de Texas de Investigación y Recursos sobre el Autismo ofrece a las familias información sobre servicios y recursos, además de una lista de estudios universitarios de investigación que buscan participantes. El Centro también celebra una conferencia anual y ayuda a las comunidades a encontrar maneras de apoyar a las personas con autismo.