Jueves, Febrero 1, 2018
Charles Smith, Comisionado Ejecutivo
Contact:
Kelli Weldon, 512-424-6951

AUSTIN.– La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) ha otorgado una subvención de 11.1 millones de dólares a la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas, cantidad que irá al programa “Texans Recovering Together” para ofrecer, de forma gratuita y confidencial, asesoría en caso de crisis y remisiones a otros servicios para los sobrevivientes del huracán Harvey.

“Es de esperarse que los sobrevivientes del huracán Harvey necesiten hablar con alguien que entienda su situación y los ayude a superar el trauma, la incertidumbre, el estrés y otras respuestas frecuentes ante un desastre”, expresó Sonja Gaines, comisionada adjunta de los Servicios para Discapacidades Intelectuales y del Desarrollo y para la Salud Conductual de la HHSC. “Esta subvención servirá para que más personas en Texas reciban en su localidad la ayuda y los servicios de asesoría en caso de crisis que necesitan”.

La subvención de 11.1 millones de dólares del Programa de Servicios Regulares de la FEMA permitirá a la HHSC ampliar sus servicios de consejería tras el huracán Harvey más allá de los 18 condados financiados inicialmente por una subvención del Programa de Servicios Inmediatos de la FEMA otorgada a la HHSC. La nueva subvención permitirá continuar con los servicios actuales y llevará los servicios a 13 nuevos condados.

Los servicios financiados por la subvención del Programa de Servicios Regulares se ofrecerán ahora en un total de 31 condados. Esta ayuda se ha extendido a los condados de Chambers, Colorado, Fort Bend, Hardin, Jasper, Jefferson, Karnes, Matagorda, Newton, Orange, Tyler, Waller y Wharton. La subvención permitirá además continuar brindando servicios en los condados de Aransas, Bee, Brazoria, Calhoun, DeWitt, Galveston, Goliad, Harris, Jackson, Kleberg, Lavaca, Liberty, Montgomery, Nueces, Refugio, San Patricio, Walker y Victoria.

A través de “Texans Recovering Together”, proveedores locales de servicios están ofreciendo asesoría, información, recursos y educación sobre el estrés en los propios hogares de los afectados y en centros comunitarios, con el fin de ayudar a los sobrevivientes de Harvey a lidiar con el trauma. Además de ayudar a las familias y personas afectadas a salir adelante, la subvención busca fomentar la resiliencia mental de quienes fueron desplazados o quedaron sin trabajo, sin hogar o sin recursos económicos, o bien enfrentan una gran carga de estrés y otras respuestas normales a un trauma.

La subvención de la FEMA se otorgó al estado de Texas por medio de la Administración de Servicios para el Abuso de Sustancias y la Salud Mental, una agencia federal.

DATOS IMPORTANTES

QUÉ: La Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas, en coordinación con proveedores locales y asesores comunitarios especialmente capacitados, ofrece servicios gratuitos de consejería de crisis a sobrevivientes del huracán Harvey, dentro del programa “Texans Recovering Together” y con una subvención de 11.1 millones de dólares de FEMA.

DÓNDE: Los servicios de asesoría se ofrecen actualmente en los siguientes 31 condados: Aransas, Bee, Brazoria, Calhoun, Chambers, Colorado, DeWitt, Fort Bend, Galveston, Goliad, Hardin, Harris, Jackson, Jasper, Jefferson, Karnes, Kleberg, Lavaca, Liberty, Matagorda, Montgomery, Newton, Nueces, Orange, Refugio, San Patricio, Tyler, Victoria, Walker, Waller y Wharton.

SERVICIOS QUE SE OFRECEN: Los servicios de asesoría incluyen ayuda para aprender y practicar el manejo del estrés y los mecanismos para afrontar los problemas, así como para conectar a los sobrevivientes con los recursos disponibles en casos de desastre. Muchos texanos afectados por el huracán Harvey están usando estos servicios gratuitos, brindados en el hogar y centros comunitarios y no en una oficina. Tras el huracán Harvey, los asesores en caso de crisis han registrado más de 53,900 interacciones con sobrevivientes, sobrepasando así los números estimados en más de un 52 por ciento.

ESTADÍSTICAS

  • El 70 por ciento de los adultos experimentan un evento traumático en algún momento de la vida.
  • El 25 por ciento de los niños habrá experimentado un trauma antes de los 18 años.
  • Al 24 de enero de 2018, un total de 895,411 texanos se han inscrito para recibir otro tipo de ayuda de FEMA.

LAS SEÑALES: Cada persona reacciona a eventos como el huracán Harvey de manera distinta, y puede mostrar señales de estrés y otras respuestas físicas y emocionales habituales de diferentes maneras.  Adaptarse a las nuevas circunstancias y empezar a reconstruir la vida luego de un desastre son fases que tardan hasta un año en asentarse tras un desastre, y pueden durar hasta tres años.

  • Qué señales buscar en los adultos: Comer o dormir mucho o muy poco; alejarse de las personas o de las cosas que les interesan; no tener energía, o solo muy poca; sentir que no hay salida o esperanza; abusar del alcohol, el tabaco o las drogas (incluidos los medicamentos recetados); sentirse preocupados; sentirse culpables sin saber por qué; pensar en lastimarse o en lastimar a otras personas; batallar para adaptarse a la vida en el hogar o laboral.
  • Qué señales buscar en los adolescentes y niños: Alejarse de sus grupos o amigos; competir por la atención de los demás; no querer salir de casa; falta de interés en la escuela; actuar de manera más agresiva; tener más conflictos con los compañeros o los padres; tener dificultad para concentrarse.

CÓMO AYUDAR: Ponga en contacto al sobreviviente con los recursos y personas que puedan darle ayuda. Motive a la persona a buscar ayuda, escúchela, recuérdele que no está sola y refuerce sus habilidades para el manejo positivo del estrés y para afrontar los problemas.

DÓNDE ENCONTRAR MÁS INFORMACIÓN SOBRE SERVICIOS: Los sobrevivientes de Harvey pueden informarse sobre cómo acceder a servicios de asesoría locales y gratuitos, y sobre otros recursos para la salud conductual tras un desastre, en hhs.texas.gov/es/servicios/finanzas/ayuda-en-caso-de-desastres. Las personas que vivan en los 31 condados atendidos actualmente por este programa pueden llamar al 2-1-1, donde las pondrán en contacto con un proveedor local.