Jueves, Diciembre 21, 2017
Charles Smith, Comisionado Ejecutivo
Contact:
Christine Mann, 512-424-6951

AUSTIN.– El gobernador Greg Abbott anunció hoy que la Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas y los Centros para Medicaid y Servicios de Medicaid (CMS) han llegado a un acuerdo para que una parte crítica del programa estatal de Medicaid continúe cinco años más.

La aprobación de la Exención 1115 permitirá al estado seguir ampliando la atención médica administrada a los beneficiarios de Medicaid, y al mismo tiempo conservar los pagos complementarios a hospitales y otros proveedores claves de Medicaid.

"Me comprometí con la población de Texas a que nos enfocaríamos en conservar el acceso a la atención médica sin expandir un sistema de Medicaid roto bajo Obamacare", dijo el gobernador Abbott. "La nueva Exención 1115 garantiza que habrá fondos disponibles para que los hospitales atiendan y sirvan a personas de todo nuestro estado que necesitan atención médica de primera calidad. Estoy orgulloso del trabajo que ha hecho el Comisionado Smith y agradezco al gobierno federal su voluntad de trabajar juntos para asegurar que los texanos tengan acceso a la atención médica".

Texas está en camino de recibir cerca de 25 mil millones de dólares en fondos de Medicaid durante los próximos cinco años. El acuerdo se concretó el día de hoy.

"Somos un estado comprometido a ayudar a la gente. Gracias a este acuerdo, continuaremos nuestro innovador enfoque en ofrecer atención médica a millones de beneficiarios de Medicaid en Texas", expresó Charles Smith, comisionado ejecutivo del sistema de HHS de Texas. "Estamos comprometidos a ofrecer un sistema sustentable de atención a la salud a largo plazo y, a la vez, ser buenos administradores del dinero de los contribuyentes".

La exención permitirá financiar la atención no compensada de hospitales de Texas y de otros proveedores de Medicaid, y mantiene a un nivel constante la financiación para Texas de 3.1 mil millones de dólares al año para los primeros dos años del acuerdo de cinco años. Esto brindará un apoyo sumamente necesario a los proveedores hospitalarios de la red de asistencia. A partir del tercer año, los CMS harán una transición a un nuevo método de distribución de pagos de atención no compensada a los hospitales. La nueva metodología tomará en cuenta a todo tipo de proveedores y se basará en los costos no compensados de la atención médica ofrecida de manera caritativa. Esto permitirá un cálculo más preciso de los costos no compensados de la atención médica en Texas.

La extensión permitirá además ampliar los pagos complementarios a los centros para convalecientes e implementar nuevos programas de pagos directos a los hospitales. 

La financiación conjunta del Delivery System Reform Incentive Payment (DSRIP) se mantendrá a un nivel constante de fondos los primeros dos años de la extensión de la exención. Los fondos del DSRIP alcanzan más de 11 mil millones de dólares y se eliminarán gradualmente a lo largo de cuatro años bajo la exención. La HHSC continuará trabajando con los CMS y proveedores locales para desarrollar enfoques innovadores a la prestación de servicios de salud dentro de Medicaid.

Un grupo de líderes estatales ha trabajado en los dos últimos años para elaborar una exención que convenga a todos los texanos.

Vea: El gobernador Abbott anuncia extensión de cinco años de la Exención 1115 para Texas (en inglés).