Miércoles, Diciembre 20, 2017
Charles Smith, Comisionado Ejecutivo
Contact:
Kelli Weldon, 512-424-6951

English

AUSTIN – La Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas está trabajando con los proveedores locales para ofrecer servicios de asesoría en caso de desastres, gratuitos y confidenciales, a los sobrevivientes del huracán Harvey en 18 condados gracias a una subvención de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) que asciende a $2.8 millones.

Los servicios estarán disponibles hasta el 24 de enero gracias a la subvención del Immediate Services Program de FEMA, adjudicada el 17 de septiembre por la División del Manejo de Emergencias de Texas.

“Estas fiestas pueden resultar estresantes para las personas afectadas por desastres como el huracán Harvey, y el estrés puede afectar gravemente a la salud mental. Seguimos difundiendo en las comunidades los servicios que tienen a su disposición", dijo Sonja Gaines, comisionada asociada de la HHSC para los servicios de discapacidad intelectual y del desarrollo y de salud mental. “El trauma y la incertidumbre son respuestas naturales ante cualquier desastre, y a veces los sobrevivientes necesitan hablar con alguien que les comprenda y pueda ayudarlos.” 

Gracias al programa Texans Recovering Together, los proveedores locales están visitando hogares y centros comunitarios para ofrecer terapia, información, recursos y educación sobre el estrés con el fin de ayudar a los sobrevivientes de Harvey a afrontar los traumas relacionados con el desastre. Además de ayudar a las familias y personas afectadas a salir adelante, la subvención tiene por objeto aumentar la resistencia psicológica de las personas que fueron desplazadas o quedaron desempleadas, sin hogar, sin recursos económicos o afectadas por estrés y otras respuestas normales ante un trauma. Los condados a los que se ha destinado la subvención son Aransas, Bee, Brazoria, Calhoun, DeWitt, Galveston, Goliad, Harris, Jackson, Kleberg, Lavaca, Liberty, Montgomery, Nueces, Refugio, San Patricio, Walker y Victoria.

Por otra parte, la HHSC acaba de solicitar una subvención del Regular Services Program de FEMA que le permitiría ampliar los servicios de terapia en caso de crisis y ofrecer servicios a 12 condados adicionales. Se espera que se anunciará la subvención en enero.

Dónde encontrar más información sobre servicios: Los sobrevivientes de Harvey pueden encontrar más información sobre cómo acceder a servicios de asesoría locales y gratuitos y otros recursos de asistencia con la salud conductual tras un desastre en hhs.texas.gov/es/ayuda-en-caso-de-desastres. Las personas que vivan en los 18 condados atendidos actualmente por este programa pueden llamar al 2-1-1, donde las pondrán en contacto con un proveedor local.


HOJA INFORMATIVA

QUÉ SE ESTÁ OFRECIENDO: La Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas, en coordinación con proveedores capacitados locales y asesores comunitarios, está brindando a los sobrevivientes del huracán Harvey servicios gratuitos de asesoría en caso de crisis. Estos servicios se prestarán gracias al programa Texans Recovering Together y una subvención de la FEMA de 2.8 millones de dólares.

DÓNDE: Los servicios de asesoría se ofrecen actualmente en los siguientes 18 condados: Aransas, Bee, Brazoria, Calhoun, DeWitt, Galveston, Goliad, Harris, Jackson, Kleberg, Lavaca, Liberty, Montgomery, Nueces, Refugio, San Patricio, Victoria y Walker.

QUÉ TIPO DE SERVICIOS SE OFRECEN: Los servicios de asesoría incluyen ayuda para enseñar a practicar el manejo del estrés y los mecanismos para afrontar los problemas; y conectar a los sobrevivientes con los recursos disponibles en casos de desastre. Muchos texanos afectados por el huracán Harvey están usando estos servicios gratis, brindados en el hogar y entornos comunitarios y no en un consultorio. Tras el huracán Harvey, los asesores en caso de crisis han registrado más de 37,000 interacciones con sobrevivientes, sobrepasando así los números estimados casi en un 35 por ciento.

DATO: El 70 por ciento de los adultos experimentan un evento traumático en algún momento de la vida.

DATO: El 25 por ciento de los niños habrá experimentado un trauma antes de los 18 años.

Adaptarse a las nuevas circunstancias y empezar a reconstruir la vida luego de un desastre son fases que tardan hasta un año en asentarse después de un desastre, y pueden durar hasta tres años.

Al 14 de noviembre de 2017, un total de 888,302 texanos se han registrado para solicitar otros tipos de ayuda de la FEMA.

Cada persona experimenta eventos como el huracán Harvey de manera distinta, y puede mostrar señales de estrés y otras reacciones físicas y emocionales habituales de diferentes maneras.

  • Qué señales se pueden observar en los adultos: Comer o dormir mucho o poco; alejarse de las personas o de las cosas que les interesan; no tener energía, o solo muy poca; sentirse tristes o sin esperanza; usar en exceso alcohol, tabaco o drogas (incluidos los medicamentos recetados); sentirse preocupados; sentirse culpables sin saber por qué; pensar en lastimarse o en lastimar a otras personas; batallar para adaptarse a la vida en el hogar o laboral.
  • Qué señales se pueden observar en adolescentes y niños: Alejarse de sus grupos o amigos; competir por la atención de los demás; no querer salir de casa; falta de interés en la escuela; actuar de manera más agresiva; tener más conflictos con los compañeros o los padres; tener dificultad para concentrarse.

CÓMO AYUDAR: Conecte a los sobrevivientes con recursos y personas que puedan ayudarles. Motive a la persona a buscar ayuda, escúchela, recuérdele que no está sola y refuerce sus habilidades para el manejo positivo del estrés y para afrontar los problemas.

DÓNDE ENCONTRAR MÁS INFORMACIÓN SOBRE SERVICIOS: Los sobrevivientes de Harvey pueden encontrar más información sobre cómo acceder a servicios de asesoría locales y gratuitos y otros recursos de salud conductual tras un desastre en hhs.texas.gov/es/ayuda-en-caso-de-desastres. Las personas que vivan en los 18 condados atendidos actualmente por este programa pueden llamar al 2-1-1, donde las pondrán en contacto con un proveedor local.