El Programa SNAP en Caso de Desastres oficialmente ha terminado en Texas después de brindar servicios a más de 1.5 millones de personas que sufrieron daños, perdieron ingresos o tuvieron que abandonar sus hogares debido al huracán Harvey.

El sistema de Salud y Servicios Humanos (HHS) de Texas trabajó con funcionarios locales, estatales y federales para brindar beneficios y montar 43 ubicaciones de D-SNAP en los 39 condados que fueron declarados como zona de desastre por el gobierno federal después de que Harvey azotara el estado. El huracán Harvey hizo que la gente abandonara sus hogares desde Corpus Christi a Rockport, Houston y Orange. Funcionarios locales escogieron las ubicaciones donde la gente podía solicitar D-SNAP y el HHS envió personal para tramitar las solicitudes.

“Esto es lo que hacemos”, dijo el comisionado ejecutivo del HHS, Charles Smith. “Nuestro trabajo es ayudar a los texanos a recuperarse y, para nuestros empleados, Harvey fue un tremendo reto, dado que muchos de ellos sufrieron pérdidas en sus propios hogares. Enfrentaron el reto y yo me siento muy orgulloso de nuestros esfuerzos".

Aproximadamente 2,200 empleados del HHS trabajaron para ayudar a la gente a solicitar D-SNAP, tramitando más de 544,000 solicitudes.

"Nuestros empleados vencieron el reto trabajando lejos de sus hogares y seres queridos", dijo el comisionado adjunto, Wayne Salter. "Unieron sus esfuerzos motivados por la pasión que representa el deseo de los texanos de ayudarse el uno al otro".

Desde el momento en que Harvey cruzó la península yucateca el 23 de agosto y volvió a tomar forma en el Golfo de México hasta que se abrió la primera oficina para solicitar D-SNAP, el HHS y los funcionarios locales tuvieron que preparar al personal, buscar aprobaciones y ubicaciones para las oficinas y dotarlas con empleados para responder a los llamados de ayuda debido a la tormenta. Harvey azotó la costa del sur de Texas como un huracán peligroso y después permaneció estancado en la zona causando a lo largo de la costa superior de Texas la lluvia torrencial más fuerte en la historia de Norte América.

D-SNAP brinda beneficios de alimentos a corto plazo a las familias elegibles que se están recuperando de un desastre. Los texanos elegibles recibieron dos meses de beneficios en tarjetas Lone Star.

Si usted necesita ayuda alimentaria a largo plazo, puede solicitar los beneficios regulares del programa SNAP. El programa SNAP ofrece beneficios mensuales a las familias elegibles para ayudarles a comprar alimentos y otros artículos aprobados y necesarios para tener una buena salud.

Puede solicitar beneficios de SNAP en línea en YourTexasBenefits.com (el enlace es externo). Si no tiene acceso a una computadora o un aparato móvil, puede llamar al 2-1-1 (o al 1-877-541-7905) y oprimir el 2 para oír otras opciones.