Martes, April 25, 2017
Charles Smith, Comisionado Ejecutivo
Contact:
Kelli Weldon, 512-424-6653

AUSTIN—A partir del 1 de mayo, Texas empezará a ofrecer en todo el estado la cobertura de repelente de mosquitos que ofrece Medicaid este año para prevenir la transmisión del virus del Zika. La Comisión de Salud y Servicios Humanos (HHSC) de Texas ofrecerá el repelente a más beneficiarios de Medicaid para asegurar que más texanos estén protegidos contra este virus, que puede ser devastador en los bebés por nacer.

Por primera vez en Texas, ciertos niños y hombres calificarán para recibir este beneficio, al igual que las mujeres de 45 a 55 años. Los beneficiarios que califiquen pueden recoger un repelente de mosquitos en las farmacias participantes sin necesidad de una receta, dado que Medicaid de Texas ha emitido una orden permanente de repelente de mosquitos para cubrir este beneficio.

"Queremos apoyar la salud y la seguridad de los texanos", informó Charles Smith, comisionado ejecutivo de la HHSC. "La mejor manera de protegerse contra el virus del Zika es usando repelente de mosquitos".

El virus del Zika se transmite a las personas principalmente a través de la picadura de un mosquito infectado, pero también puede propagarse por contacto sexual. Si bien sus síntomas son leves a menudo, el zika puede ocasionar graves defectos de nacimiento en los bebés de algunas mujeres infectadas con el virus durante el embarazo.

El repelente se dará a mujeres embarazadas, niñas y mujeres de 10 a 55 años y a varones de 14 años en adelante que estén inscritos en los programas de atención médica administrada de Medicaid, Medicaid de pago por servicio, el Programa de Seguro Médico para Niños (CHIP) o CHIP Perinatal. Los beneficiarios pueden recoger un repelente de mosquitos sin necesidad de una receta médica. Además, las personas que califiquen para los programas Healthy Texas Women, Niños con Necesidades Médicas Especiales (CSHCN) o el Programa de Planificación Familiar, podrán recibir también este beneficio; sin embargo, los beneficiarios del programa de CSHCN requerirán de una receta médica.

En 2017, el beneficio cubre hasta dos repelentes al mes por cada beneficiario que califique. Se recomienda que las personas llamen a la farmacia con anticipación dado que la disponibilidad puede variar según la ubicación.

El año pasado se autorizó a la HHSC y al Departamento Estatal de Servicios de Salud el uso de fondos estatales para cubrir los repelentes de mosquitos, y se dio a conocer la disponibilidad de este nuevo beneficio. El beneficio de 2017 es una continuación del esfuerzo para prevenir la transmisión del virus.

Las autoridades de salud estatales recomiendan a las personas que se protejan tanto en casa como al viajar a zonas donde el zika se está propagando. Algunas medidas de precaución son usar repelente de mosquitos, ropa de manga larga y pantalones cuando se está al aire libre; y al estar adentro, se recomienda usar el aire acondicionado, o asegurarse de tener mosquiteros en las ventanas para mantener fuera a los mosquitos. También se hace un llamado a las personas a que viertan cualquier recipiente que pudiera acumular agua estancada en los alrededores de sus casas y negocios para que los mosquitos no depositen sus huevos ahí. Así podrán para disminuir el número de mosquitos en general y proteger a sus familiares y vecinos del zika.

Para más información sobre el virus del Zika, visite TexasZika.org.