15 de octubre de 2020

Desde 1981, octubre ha sido nombrado el Mes Nacional de Concientización sobre la Violencia Familiar, en el que se destacan los recursos disponibles que salvan las vidas de los sobrevivientes de la violencia doméstica. En HHS, el Programa contra la Violencia Familiar (FVP) ofrece servicios en ocho centros no residenciales y 70 refugios a lo largo y ancho de Texas.

El objetivo del FVP es ayudar a que los sobrevivientes estén protegidos y sean más autosuficientes, proporcionándoles acceso a recursos comunitarios, abogados y una variedad de servicios de salud mental, incluida la orientación entre iguales.

Este año la pandemia de COVID-19 ha afectado significativamente a los centros de violencia familiar y a sobrevivientes en todo el estado. En respuesta a la pandemia, el FVP recibió y distribuyó más de 3 millones de dólares como parte de la Ley Federal de Ayuda, Alivio y Seguridad Económica por Coronavirus (CARES). Estos fondos ayudan a los centros de violencia familiar a seguir prestando servicios críticos a los sobrevivientes, al tiempo que previenen, se preparan y responden a la pandemia de COVID-19.

“A pesar de que los centros de violencia familiar se han visto muy afectados por el COVID-19, han sido increíblemente capaces de adaptar la manera en que prestan sus servicios para garantizar que la gente siga recibiendo ayuda durante estos tiempos difíciles”, dijo Cody Rothschild, especialista del FVP. “Los centros de violencia familiar se adaptaron rápidamente para proporcionar servicios virtuales, utilizando diferentes plataformas a las que los clientes y el personal tenían acceso”.

Los servicios telefónicos y de telesalud aumentaron más del 600 por ciento entre marzo y junio de este año en comparación con los mismos meses de 2019. El financiamiento de la Ley CARES fue clave para que los centros pudieran adquirir la tecnología para ofrecer asesoramiento, defensa legal, intervención en casos de crisis y planificación para la seguridad de forma virtual.

Aunque algunos servicios de violencia familiar pueden parecer un poco diferentes tras haberse adaptado a las medidas de distanciamiento social, los centros siguen trabajando estratégicamente para que los sobrevivientes de todo Texas tengan acceso continuo a los refugios y otros recursos.

Si usted o un conocido sufre de violencia doméstica, recuerde que los centros de violencia familiar siguen abiertos y listos para ayudarle. Para localizar un centro en su localidad, visite la página web de la Línea Nacional sobre Violencia Doméstica o llame al 800-799-7233 (800-787-3224 si requiere una línea TTY), a cualquier hora del día o de la noche.

Para más información, visite la página web del Programa contra la Violencia Familiar de HHS.