Comunicado de Prensa

Comisión de Salud y Servicios Humanos de Texas

Dra. Courtney N. Phillips
Comisionada ejecutiva de HHS
Fecha:10 de enero de 2020
Contacto:
Christine Mann, HHSC, 512-424-6951
Patrick Crimmins, DFPS, 512-438-3112

Más niños y jóvenes de Texas recibirán servicios de salud mental y permanecerán con sus familias

El estado financiará un mayor número de camas en los centros de tratamiento residencial

AUSTIN.– La Comisión de Salud y Servicios Humanos (HHSC) y el Departamento de Servicios para la Familia y de Protección (DFPS) de Texas ayudarán a que más niños y jóvenes reciban servicios de tratamiento residencial para la salud mental y permanezcan bajo la custodia de sus padres o tutores a través de un aumento en la disponibilidad de camas en los centros de tratamiento residencial.

“El objetivo principal del programa es apoyar a las familias y conectar a los niños con los servicios intensivos de salud mental”, indicó Trina Ita, comisionada adjunta de Servicios de Salud Mental de la HHSC. “Estos fondos adicionales ampliarán el acceso a la atención de salud mental para los jóvenes de Texas y ayudarán a mantener unidas a las familias”.

Gracias a los 2.5 millones de dólares adicionales de la 86a Legislatura de Texas y el gobernador Greg Abbott, la HHSC aumentará el número de camas en los centros de tratamiento residencial para niños y jóvenes con trastornos emocionales severos. El número de camas disponibles en el estado aumentará de 40 a 50.

“Las inversiones que hacemos en los servicios de salud mental son críticas para asegurar resultados favorables para los niños de Texas”, dijo la senadora Jane Nelson. “Como presidenta de Finanzas del Senado, me alienta saber que la inversión de 2.5 millones de dólares de esta sesión de la Legislatura ayudará a que más niños de Texas tengan acceso a los servicios de salud mental que necesitan para llevar vidas saludables”.

La colaboración entre la HHSC, el DFPS y el Children’s Mental Health Residential Treatment Center Relinquishment Avoidance Project (un proyecto que ofrece servicios en un centro de tratamiento residencial para evitar que los padres renuncien a la custodia de un hijo) ayuda a que los padres consigan los servicios que sus hijos necesitan.

El proyecto, establecido en 2013, es una alternativa exitosa a que los padres otorguen legalmente la custodia de sus hijos a los Servicios de Protección Infantil. Proporciona atención a niños y jóvenes con graves trastornos emocionales que necesitan servicios de tratamiento residencial intensivo sin necesidad de que deban ingresar al sistema de acogida. Esto ayuda a mantener al niño con su familia, gracias a la mejora de las relaciones familiares y la capacidad del cuidador para apoyar y cuidar a su hijo.

Tal como se describe en el plan estratégico de Salud y Servicios Humanos (HHS), "Blueprint for a Healthy Texas" (en inglés), aumentar la disponibilidad de camas es un objetivo clave de la estrategia de la agencia para ayudar a las personas a acceder a los servicios de salud mental. HHS prevé que en el año fiscal 2020 se atenderá a 19 niños y adolescentes más. El Treatment Center Relinquishment Avoidance Project atendió a 31 niños y jóvenes en el año fiscal 2019.

Los niños y jóvenes reciben alojamiento y comida; servicios intensivos de salud mental que incluyen terapia de grupo, individual y familiar; y actividades educativas y recreativas. Mientras tanto, los padres o tutores reciben de la autoridad local de salud mental ayuda con la gestión de los casos familiares, servicios de los socios familiares y capacitación en habilidades.

“Este programa es estupendo, y conseguirá que estos niños, desde muy pequeños hasta adolescentes, reciban el tipo de ayuda que necesitan”, dijo Kristene Blackstone, comisionada adjunta de Servicios de Protección al Menor del DFPS. “También elimina el estrés de los padres que suele causar la participación en CPS y los tribunales. Esa preocupación ya no existe”.

El proyecto no solo ayuda a las familias a permanecer juntas, sino que también reduce la necesidad de que el DFPS añada más niños y jóvenes al sistema de acogida.

El Residential Treatment Center Relinquishment Avoidance Project ha proporcionado exitosamente a los niños y jóvenes los servicios de salud mental que necesitan y los ha reunido con sus familias. En el año fiscal 2018, el 96.8 por ciento de los niños que recibieron atención en el marco del proyecto permanecieron bajo la custodia de sus familias. Desde 2016, el estado ha atendido a 170 niños y jóvenes.

Para más información, visite la página del RTC Relinquishment Avoidance Project en el sitio web de HHS.