9 de abril de 2019

Mantenga sus datos y su dinero seguros estando siempre alerta de posibles estafas telefónicas a cargo de personas que se hacen pasar por empleados de Salud y Servicios Humanos (HHS).

Estos estafadores suelen hablar de manera ruda o apresurada para engañarlo y apremiarlo a que dé la información que piden rápidamente. Es posible que le pidan que verifique o que proporcione datos personales, como su nombre, dirección, fecha de nacimiento y número de Seguro Social. Valiéndose de un método conocido como “caller ID spoofing”, o identificadores de llamadas falsificados, los estafadores pueden incluso llamar de números que aparentan ser confiables.

Recuerde siempre que ningún empleado de HHS le dirá que usted ha sido seleccionado para recibir fuertes sumas de dinero, ni le pedirá a usted dinero.

HHS le ofrece los siguientes consejos para protegerse contra estas estafas:

  • Si alguien que llama le pide datos personales o dinero, no se los dé y cuelgue inmediatamente.
  • Si piensa que la llamada pudo ser legítima, llame entonces a HHS a un número confiable, como el 2-1-1, o a uno de los números oficiales indicados aquí.

Informe de las posibles llamadas de estafadores a la policía, a la Comisión Federal de Comercio (FTC) a través de su formulario en línea y a la Procuraduría General de Texas por medio del Formulario de quejas del consumidor (ambos formularios en inglés).

Si piensa que la estafa implica algún fraude, despilfarro o abuso de clientes o proveedores de los programas de Salud y Servicios Humanos, repórtela a la Oficina del Inspector General a través de su formulario de denuncias (en inglés) o llamando al 800-436-6184.

Para más información sobre cómo identificar las estafas y agregar su nombre a la lista para no recibir llamadas a nivel nacional y en Texas, visite el sitio web de la FTC y el sitio web de la Procuraduría General de Texas.